Autorizados

Operativo conjunto da un duro golpe al contrabando de cigarrillos en la VIII Región

Jueves 27 de septiembre de 2018. Carabineros aprehendió a locatarios y vendedores ambulantes por vender cigarrillos en seis comunas.

Las fuerzas policiales se mantienen en alerta constante para acabar con la venta de cigarrillos ilegales. En esta oportunidad, Carabineros de la Región del Bío Bío desplegaron un procedimiento masivo en seis comunas y lograron dar un fuerte golpe a los contrabandistas.

En Los Ángeles, funcionarios adscritos a la 1ra. Comisaría patrullaban cerca de la calle Lago Puyehue y detuvieron a un vendedor ambulante con 10 cajetillas de cigarros prohibidos. Posteriormente – gracias a denuncias anónimas- se dirigieron a un almacén ubicado en la calle Talcahuano de la población 11 de Septiembre y hallaron 56 cajetillas de diferentes marcas que causaron la aprehensión del encargado.

Para finalizar las inspecciones en la comuna, acudieron al local “Universal” de la avenida Padre Hurtado (Población Santiago Bueras) donde decomisaron 2.067 cajetillas y arrestaron al dependiente.

Paralelamente, dentro de Santa Bárbara, personal perteneciente a la 4ta. Comisaría se presentó en un comercio de la calle Teniente Merino y detuvieron a la locataria por tener expuestas 6 cajetillas prohibidas para la venta.

Mientras tanto, un vendedor ambulante que ofrecía cigarrillos ilegales en la calle Mariano Egaña (Tomé) fue aprehendido por Carabineros de la 1ra. Comisaría con 6 cajetillas en su poder.

La situación fue similar en Tucapel, donde funcionarios del O.S. 9 de Concepción detuvieron a una comerciante con 38 cajetillas que ofrecía en la calle Carlos Condell. Así mismo, en un almacén de la calle Diego Portales (comuna de Cabrero), personal adscrito a la 5ta. Comisaría de Yumbel incautó 201 cajetillas ilegales.

Para finalizar, en Talcahuano, Carabineros de la 2da. Comisaría inspeccionaron dos ferias libres: En la calle Las Hortensias decomisaron 128 cajetillas pero los vendedores se dieron a la fuga ante la presencia de los uniformados. De igual forma, en la calle Finlandia detuvieron a un ciudadano con 1.914 cajetillas para la venta.

En total fueron incautadas 4.711 cajetillas que se enviaron a Aduana para los correspondientes trámites. Todos los ciudadanos detenidos quedaron a disposición de las fiscalías locales y arriesgan el pago de una multa millonaria por el delito consumado de contrabando previsto.