Autorizados

Casi 2.000 cajetillas ilegales decomisadas en Valparaíso y RM

Miércoles 12 de diciembre de 2018.- Las cajetillas fueron incautadas a vendedores ambulantes y en pequeños comercios.

Este miércoles se llevo a cabo un operativo conjunto en el cual funcionarios policiales adjuntos a comisarías de Valparaíso y la Región Metropolitana fiscalizaron calles y locales comerciales para acabar con la venta de cigarrillos de contrabando.

V Región
El procedimiento se desarrolló en cinco comunas: En Valparaíso hallaron a dos vendedores ambulantes; el primero fue detenido con 295 cajetillas en la calle Uruguay y el segundo se dio a la fuga en la avenida Pedro Montt abandonando los 6 cartones que tenía en su poder.

En Concón ficalizaron el mini market y botillería “Zavala” ubicado en la 1ª Transversal y decomisaron 880 cigarrillos. Así mismo, en la avenida Playa Chica de Cartagena detectaron a un ciudadano ofreciendo cigarrillos prohibidos en plena vía pública y le incautaron 517 cajetillas.

En La Calera visitaron la feria Pedro de Valdivia ubicada en la calle Santa Teresa y descubrieron a dos “coleros” con 337 cajetillas. Por último, en Quintero, fiscalizaron un food truck estacionado cerca de la Ruta F-30 E y encontraron 920 cigarrillos ilegales.

Región Metropolitana
En esta región se inspeccionaron dos ferias: En la primera, ubicada en la calle San José de Estación Central, hallaron a una ciudadana de mediana edad ofreciendo cigarrillos de contrabando y le decomisaron 123 cajetillas. Más tarde, en Puente Alto, hicieron un recorrido por la feria libre “El Esfuerzo” de la calle El Peral y detuvieron a un “colero” con 338 cajetillas.

Para finalizar, en la comuna de Maipú, recorrieron las avenidas 5 de Abril y Chacabuco. En ambas hallaron venta ambulante, aprehendieron a los dos comerciantes e incautaron 194 cajetillas en total.

Las 1.954 cajetillas decomisadas se enviaron a Aduana para sus correspondientes trámites y todos los detenidos quedaron a disposición de las fiscalías locales donde arriesgan el pago de una multa millonaria por el delito consumado de contrabando previsto.