Autorizados

6.720 cigarrillos ilegales incautados en sector sur de la Región Metropolitana

Viernes 03 de marzo.- Los cigarrillos de contrabando fueron decomisados a tres vendedores ambulantes y en una botillería.

Durante la mañana de ayer se realizó un operativo conjunto en cuatro comunas de la capital. Dicha inspección fue gestionada por efectivos policiales de la 13° Subcomisaria Parque Brasil, 13° Comisaría de San Ramón, 45° Comisaría de Cerro Navia y a la 26° Comisaría de Pudahuel.

El primer procedimiento se llevó a cabo en la comuna de Cerro Navia donde, mientras el personal realizaba un recorrido de rutina por la feria Cauquenes, sorprendieron a un vendedor ambulante comercializando -a viva voz- cigarrillos ilegales.

Cuando intentaron proceder a la detención del sujeto, este se dio a la fuga abandonando en lugar 98 cajetillas de cigarrillos ilegales de diversas marcas, las que fueron incautadas por la policía.

En San Ramón, las autoridades descubrieron a un sujeto en la Feria Bolivia -ubicada en la calle del mismo nombre- vendiendo cigarrillos ilegales en la vía pública. El individuo tenía escondidas 140 cajetillas de cigarrillos de contrabando, las que fueron decomisadas de inmediato.

El vendedor fue detenido por el delito de contrabando y quedó a disposición de la Fiscalía Local de San Ramón.

Por otra parte, en la comuna de La Granja la policía se trasladó a la botillería NIKAAL ubicada en la calle José Ghiardo.

Una vez en el lugar se lograron incautar 580 cigarrillos de contrabando. Para seguir con el procedimiento, el encargado de la botillería fue detenido y puesto a disposición de la fiscalía local.

En Pudahuel, un hombre adulto fue sorprendido vendiendo cigarrillos ilegales dentro del Persa Teniente Cruz -ubicado en avenida del mismo nombre con calle Quebec-. Al ser fiscalizado, se descubrió que el sujeto tenía 69 cajetillas de cigarrillos de contrabando al interior de un carro de supermercado. Por ello fue detenido y puesto a disposición de la Fiscalía Local de Pudahuel.

Las 336 cajetillas ilegales incautadas durante todos los procedimientos fueron enviadas al Servicio Nacional de Aduanas para los trámites correspondientes y los cuatro detenidos quedaron a disposición de las fiscalías locales donde arriesgan el pago de una multa millonaria por el delito de contrabando previsto.