Personal de Aduanas incautó productos ilegales en un bus

Dos tripulantes de un bus interprovincial modificaron la estructura del vehículo para esconder 208 cartones de cigarrillos de contrabando.

La mercancía tenía como destino Antofagasta y fue interceptada gracias a la acción fiscalizadora de funcionarios del Servicio Nacional de Aduanas en la avanzada de Quillagua.

El director regional de la Aduana de Iquique, Cristian Molina Silva, relató que el procedimiento se registró durante la madrugada de ayer en el control a un bus interprovincial que viajaba desde Arica a Antofagasta.

“Durante el circuito de búsqueda se detectaron irregularidades en la estructura de la máquina, por lo cual mediante el uso de un fibroscopio se comprobó la existencia de una pared falsa que servía para esconder el contrabando”, dijo.

Los productos que trataron de eludir el control representan $5.823.148 en impuestos.

Los dos conductores reconocieron ser propietarios de los cigarrillos y ambos fueron acusados por el delito de contrabando debido a que escondieron la mercancía, la cual además carecía de alguna documentación que pudiera acreditar su lega internación al país.

Los infractores arriesgan penas de privación de libertad y una multa que va desde una a cinco veces el valor de la mercancía.

Fuente: El Mercurio de Antofagasta