Autorizados

Detenidos tres comerciantes ambulantes y cuatro locatarios por vender cigarrillos ilegales

Lunes 22 de octubre de 2018. Las aprehensiones tuvieron lugar en Copiapó, Caldera (III), Coquimbo (IV), Ñuñoa y Estación Central (RM).

Cada vez cobra mayor importancia señalar que los contrabandistas de cigarrillos se enfocan principalmente en comerciantes ambulantes y dueños de pequeños locales para vender su mercancía. Por esta razón, las fuerzas policiales inspeccionan constantemente calles, almacenes, mini markets y botillerías en todo el país. Este lunes, Carabineros adscritos a diferentes comisarías desarrollaron procedimientos en comunas de Atacama, Coquimbo y la Región Metropolitana.

En la III Región, personal de la SIP de la 2da. Comisaría Copiapó acudió al mini mercado “Chino Pedro” ubicado en la calle Merino Jarpa. Allí, al interrogar a la regente, esta admitió vender cigarrillos de contrabando y entregó voluntariamente las 15 cajetillas que mantenía en su poder.

     

De igual forma, los Carabineros se dirigieron a la comuna de Caldera para inspeccionar dos locales: El mini market “Esmeralda” en la calle del mismo nombre y el kiosko “Atacama” de la calle Vicuña. En ambos encontraron cigarros ilegales; 101 cajetillas en total.

En paralelo, funcionarios pertenecientes a la 2da. Comisaria Coquimbo patrullaban por la calle Portales y, en el cruce con Videla, detectaron a un ciudadano ofreciendo cigarros prohibidos. De inmediato procedieron a su detención y las 82 cajetillas decomisadas se enviaron a Aduana.

Posteriormente, a una cuadra de distancia, hallaron a un segundo individuo que guardaba 37 cajetillas de cigarros ilegales dentro de una caja bananera y los ofrecia a los transeúntes. Al ser fiscalizado por los uniformados, reconoció que se dedicaba al contrabando.

Mientras tanto, en Ñuñoa (RM), personal adscrito a la 33ª Comisaria realizaba un recorrido por Ñuble con esquina Vicuña Mackena y descubrieron a un ciudadano ofreciendo cigarrillos a viva voz. Al revisar la bolsa que pretendía esconder, encontraron 32 cajetillas que fueron incautadas.

En Estación Central, específicamente en la calle Francisco Zelada, funcionarios de la 21ª Comisaría inspeccionaron un almacén y vieron a la regenta informando a un cliente que “sólo vendía cigarros americanos”. Procedieron a su detención y al decomiso de 23 cajetillas.

Las 290 cajetillas incautadas durante el operativo se enviaron a Aduana para sus correspondientes trámites y los 7 ciudadanos detenidos arriesgan el pago de una multa millonaria por el delito consumado de contrabando previsto.