Autorizados

Internet: una peligrosa plataforma para el contrabando de cigarrillos

El mercado de internet, también conocido como e-commerce, ha ido en constante aumento en los últimos años. Debido a sus características propias, es muy difícil ejercer control sobre el tipo de productos que ofrecen, incluidos bienes ilícitos como los cigarrillos de contrabando y la identificación del consumidor que los adquiere.

Según indica el Observatorio del Comercio Ilícito, el fenómeno del comercio ilegal por internet ha favorecido la oferta de mercancía de dudosa procedencia. En tanto, en el caso de la comercialización de cigarrillos de contrabando esta plataforma genera otro tipo de alarmas, sobre todo para los consumidores.

Durante dos meses, la empresa ALTO realizó un estudio donde se analizaron avisos publicados en los principales portales de venta, entre ellos MercadoLibre, Yapo, Marketplace, grupos y muros de Facebook. Tras el análisis, se lograron obtener las siguientes conclusiones:

– El 82% de las publicaciones de cigarrillos ilícitos se produce en FB Marketplace, seguido por MercadoLibre/ Yapo.cl con el 11% y, finalmente, un 7% se encuentran en grupos o muros de Facebook.

– En cuanto a la distribución geográfica, la Región Metropolitana cuenta con el mayor número de publicaciones, seguida por las regiones de Arica y Parinacota, Antofagasta y Tarapacá.

Modus operandi

Para adquirir estos productos el único requisito es tener acceso a internet y, en algunos casos, registrarse en el portal sin necesidad de usar los datos reales. Es esta operación la que no permite controlar la compra/venta a menores de edad y causa una alerta entre la ciudadanía.

En el momento en que se concreta la compra de estos productos ilícitos, es posible poder desarrollar su pago con métodos bancarios o en los puntos de encuentro a convenir con el vendedor. Así también, las entregas se realizan mediante envíos y/o citas acordadas.

Son estas facilidades las que transforman a internet en una plataforma sin mayor control para el comercio ilegal.

Fuentes: www.observatoriocomercioilicito.cl / www.alto.cl