Aduanas se querelló contra mujer por contrabando de cigarrillos

Una querella criminal por el delito de contrabando aduanero fue interpuesta esta semana ante el Juzgado de Garantía de Punta Arenas por el abogado Juan Ignacio Rivas.  El letrado actuó en representación del Servicio Nacional de Aduanas en contra de una mujer de iniciales M.T.N.S., quien fue sindicada como presunta autora del ingreso de mercancías ilegales a la región.

Según se detalla en la acción penal, el pasado jueves 13 de agosto por medio de la resolución exenta N°1.497, emitida por el titular local de la Aduana de Punta Arenas, funcionarios designados junto a personal de Carabineros, concurrieron hasta un domicilio ubicado en la población Ríos Patagónicos de la ciudad.

En dicho lugar se encontraba la querellada, a quien se le notificó e informó que se debía realizar un registro a su domicilio, tras presunciones fundadas de que en dicho lugar existirían mercancías extranjeras que no habrían ingresado legalmente al país.

Producto de la fiscalización se verificó la existencia en aquel inmueble de 74 cartones de cigarrillos de procedencia extranjera.

La propietaria de la vivienda no acreditó el ingreso legal a territorio nacional de las mercancías extranjeras detectadas, ni su lícita adquisición en el país a persona determinada. Por esta razón se procedió a su incautación ante un eventual delito de contrabando, entregando posteriormente dichas mercancías en el almacén de depósitos y rezagos de la dirección regional de Aduanas.

A su vez, se indicó que durante la fiscalización llegó al lugar el hijo de la querellada, quien de manera despectiva y ofuscada exigía el orden de entrada y registro, cuando esta ya había sido debidamente notificado a la mujer, entorpeciendo la inspección en curso. Es por ello que los funcionarios policiales debieron retirarlo del lugar.

Según la valoración efectuada, el valor aduanero de las mercancías asciende a la suma de US$1.462,10, equivalente en pesos chilenos a la suma de $1.110.000, y los derechos e impuestos dejados de percibir corresponden a la suma equivalente a $1.900.452.

Fuente: El Pinguino

(Imagen referencial)